Donde rompe el agua

Realicé este proyecto durante una residencia en la Galería del agua, en Atlzayanca. Este es un espacio de promoción artística, centrado en temas ecológicos y especialmente en la conservación del agua. Atlzayanca significa “lugar donde rompe el agua”. He usado esos términos en el título de mi obra para reforzar la referencia al lugar y subrayar el sentido local que mantiene mi propuesta desde su origen.

propuse hacer una obra en la que la relación con el agua no sea simplemente narrativa, sino que incorpore un proceso más orgánico, tanto en la producción como en el resultado. Para la obtención de estas piezas coloqué papel emulsionado encima de una bocina que reproducía el sonido de la lluvia y las corrientes de agua. La vibración de la bocina generó un movimiento del papel y de unas semillas colocadas previamente sobre éste. La imagen producida es el rastro de ese movimiento, pero metafóricamente es el rastro del sonido.

Una vez que secaron las cianotipias, obtuve las imágenes finales, con ayuda de un lenguaje de programación, que convierte las imágenes en negativo y traza un gráfico de las ondas sonoras.

Técnica: Impresión digital de cianotipia intervenida con audio